CAPÍTULO I Jesús de Nazaret (6 aC – 30 dC)

Valora este artículo
(26 votos)

El género literario de la presente cronología corresponde al de un esquema; es decir, un índice comentado de la manera más sucinta posible. Por consiguiente, no se hace una presentación detallada de los contenidos, ni mucho menos se entra en cuestiones de interpretación de textos. De todas formas, al dar entre paréntesis las referencias a los distintos Evangelios (Mt...; Mc...; Lc...; Jn...) se ha procurado determinar con precisión la zona textual correspondiente a las frases que precedentemente se destacan en negrita.

ORIGEN E INFANCIA DE CRISTO

Todo comienza en torno al año 6 aC. Se verifica en primer término la anunciación a Zacarías del nacimiento de Juan el Bautista (Lc 1, 5-22). A continuación Zacarías se dirige a su casa, situada según la tradición en Ain Karim. Días más tarde concibe su mujer Isabel, la cual mantiene oculto su embarazo durante cinco meses (Lc 1, 23-25).

Un mes después de que Isabel decidiera revelar su secreto tiene lugar en Nazaret la anunciación a María del nacimiento de Jesús (Lc 1, 26-38). Casi enseguida se verifica la visita de María a su parienta Isabel (Lc 1, 39-56).

Tres meses más tarde tiene lugar el nacimiento de Juan (Lc 1, 57-58) y a los ocho días la circuncisión del Bautista (Lc 1, 59-79). El relato termina con la infancia del Bautista y su retirada precoz al desierto (Lc 1, 80).

Todo parece indicar que fue al regreso de la Virgen a Nazaret que tuvo lugar la anunciación a José del nacimiento de Jesús (Mt 1, 18-25). San José decide entonces asumir la paternidad legal de Jesús.

Seis meses después se dirigen María y José a Belén de Judea (Lc 2, 1-5). El empadronamiento había sido ordenado por Quirino, el entonces Legado imperial de Siria. Se verifica así el tan anhelado nacimiento de Jesús en Belén (Lc 2, 6-7), con la sucesiva adoración de los pastores (Lc 2, 8-20). Ocho días más tarde tiene lugar la circuncisión de Jesús (Lc 2, 21), en la que José le impone el nombre indicado por el arcángel Gabriel: Yehošu’a. Literalmente quiere decir «Yahvé salva». A los cuarenta días del nacimiento se realiza la presentación de Jesús en el Templo (Lc 2, 22-38), con el cántico y la profecía de Simeón y la profecía de Ana.

No es posible saberlo con exactitud, pero entre el 6 y el 4 aC tuvo lugar la adoración de los Magos (Mt 2, 1-12), el sucesivo exilio en Egipto (Mt 2, 13-15) y la horrible matanza de los inocentes (Mt 2, 16-18).

Poco tiempo después —entre seis meses y un año se calcula— se verifica el regreso de Egipto (Mt 2, 19-21); y al llegar a Israel José toma la delicada decisión de residir en Nazaret (Mt 2, 22-23; cf Lc 2, 39-40), confirmada sobrenaturalmente por el ángel.

Los años de la vida oculta pasan en silencio, excepto el célebre episodio de Jesús entre los doctores del Templo (Lc 2, 41-50). Lucas ofrece después una breve pincelada más sobre la vida oculta en Nazaret (Lc 2, 51-52).

LA VIDA PÚBLICA DE JESÚS

Apertura del primer período

Ante todo hay que mencionar la actividad de Juan el Bautista en Bethabara (Mt 3, 1-10; Mc 1, 1-6; Lc 3, 1-14; Jn 1, 6-8.15); destacando especialmente el importante testimonio de Juan (Mt 3, 11-12; Mc 1, 7-8; Lc 3, 15-18; Jn 1, 19-28) Sigue a continuación el bautismo del Señor en el Jordán (Mt 3, 13-17; Mc 1, 9-11; Lc 3, 21-22; cf Jn 1, 29-34). Lo más probable es que este hecho haya tenido lugar en el mes de enero del año 28 dC.

Después de este relato Lucas agrega la genealogía de Jesús (Lc 3, 23-38). Es un modo de indicar el final del initium de la vida de Jesús (cf Mc 1, 1). La genealogía es parte de la temática característica de este initium (cf Mt 1, 1-17).

La primera actividad en Judea

Tienen lugar más tarde el ayuno y las tentaciones de Jesús en el desierto (Mt 4, 1-11; Mc 1, 12-13; Lc 4, 1-13), con lo que Jesús se preparó para realizar la tarea que le esperaba.

Al término de los cuarenta días el Señor vuelve al Jordán y llama a sus primeros discípulos (Jn 1, 35-51): Andrés y Juan, Pedro, Felipe y Natanael. Acto seguido va a Galilea, donde realiza el milagro del casamiento de Caná (Jn 2, 1-11). Luego baja a Cafarnaún y vuelve a Jerusalén (Jn 2, 12-13).

 

Pbro. Dr. Raúl Lanzetti
www.iglesia.org
Visto 26421 veces Modificado por última vez en Lunes, 20 Agosto 2012 15:11
Más en esta categoría: CAPÍTULO II Jesús de Nazaret »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.