CAPÍTULO VIII Jesús de Nazaret

Valora este artículo
(2 votos)

El período entre las dos fiestas

Parece que Jesús se aloja en los alrededores de Jerusalén —tal vez en Betania— durante el mes que separa las fiestas de los Tabernáculos y de la Dedicación. Se destacan diversos acontecimientos en este período.

En primer lugar, el episodio de la mujer adúltera (Jn 8, 2-11). Tuvo lugar de madrugada, en uno de los pórticos de la explanada del Templo.

A continuación siguen una serie de controversias con los judíos. Jesús se proclama Luz del mundo (Jn 8, 12); y comienza entonces una discusión con los fariseos sobre el testimonio de Jesús acerca de sí mismo (Jn 8, 13-29). Como consecuencia algunos creen en El, y Jesús les habla de la verdad que libera (Jn 8, 30-31). Se abre entonces una nueva discusión sobre los verdaderos hijos de Abraham, la cual desemboca en un intento de lapidar a Jesús (Jn 7, 33-59).

Habiendo salido del Templo y ya en la ciudad Jesús realiza el célebre milagro de la curación del ciego de nacimiento (Jn 9, 1-7). Se da luego una primera reacción de los vecinos y conocidos (Jn 9, 8-12), que acaba en el primer interrogatorio de los fariseos al recién curado (Jn 9, 13-17). Más tarde tiene lugar el interrogatorio a los padres (Jn 9, 18-23). Y más adelante aún el segundo interrogatorio de los fariseos al que había sido ciego (Jn 9, 24-34), cuyo desenlace fue la excomunión del interrogado.

Algo más tarde tiene lugar el encuentro con Jesús, en el cual el curado hace profesión de fe explícita en la mesianidad del Señor (Jn 9, 35-39).

Algunos fariseos oyeron a Jesús (Jn 9, 40); y entonces, ante la queja de éstos, expone la parábola del buen Pastor (Jn 10, 1-18). Como consecuencia se suscitan nuevas disensiones entre los judíos (Jn 10, 19-21).

En la fiesta de la Dedicación

Llega la fiesta de la Dedicación o de Janukká. Tiene lugar acá la gran revelación mesiánica de Jesús (Jn 10, 22-39). Fue la más ardiente de las manifestaciones del Señor, pero no fue comprendido en absoluto. Al contrario.

En Betania de Transjordania

A continuación el Señor se retira al otro lado del Jordán (Mt 19, 1b-2; Mc 10, 1b; Jn 10, 40). Debió permanecer unos dos meses en este lugar.

Tenemos más bien poca información acerca del magisterio de Jesús durante este tiempo. Sabemos que enseñó sobre el matrimonio y el celibato ( Mt 19, 3-12; Mc 10, 2-12). La escena de Jesús y los chicos conserva aún hoy todo su calor (Mt 19, 13-15; Mc 10, 13-16; Lc 18, 15-17). Con ella culmina la estadía de Jesús en este lugar. Ya a punto de irse, se encuentra con el joven rico y enseña sobre las riquezas y el desprendimiento (Mt 19, 16-30; Mc 10, 17-31; Lc 18, 18-30). Mateo agrega en este lugar la parábola de los obreros de la viña (Mt 20, 1-16).

 

Pbro. Dr. Raúl Lanzetti
www.iglesia.org
Visto 12762 veces Modificado por última vez en Lunes, 20 Agosto 2012 15:09

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.